Última actualización: 23/04/2020

Nuestro método

12Productos analizados

24Horas invertidas

5Estudios evaluados

77Comentarios recaudados

Bienvenido nuevamente a Reviewbox. Si experimentas dolor constante en los pies, pasas mucho tiempo de pie o tienes alguna deformación en tus pies, es necesario que utilices unas plantillas ortopédicas. En este artículo hablaremos sobre ellas.

Existen diferentes tipos de plantillas ortopédicas, en diferentes materiales y que tratan diferentes condiciones médicas. Dónde comprarlos, cuál es la vida útil de la plantilla y cómo limpiarlas son algunas de las preguntas más comunes. A continuación, resolveremos tus dudas y te contaremos acerca de sus principales características.

Primero lo más importante

  • Las plantillas ortopédicas son dispositivos utilizados en los zapatos de los pies cuyo propósito es corregir alguna condición de los pies que impiden su funcionamiento normal pues los pacientes experimentan algún tipo de dolor o condición en particular.
  • Existen dos tipos de plantillas ortopédicas que son genéricas, es decir no están hechas a la medida y puedes comprarla en alguna tienda comercial o farmacia, y plantillas hechas a la medida las cuales requieren de receta médica y atienden una condición en particular.
  • Las plantillas pueden fabricarse de diferentes materiales, que pueden ser muy flexibles o rígidos. También hay plantillas diseñadas para tratar ciertas condiciones médicas como el pie plano. La longitud de las mismas puede variar, de cubrir la totalidad del pie o un área específica.

Las mejores plantillas ortopédicas: nuestras recomendaciones

Las plantillas ortopédicas con más reseñas en internet

Con más de 2 mil reseñas, estas plantillas combatirán la fascitis plantar, tus pies estarán mejor amortiguados y tus piernas se sentirán menos fatigadas. Las plantillas de Physix Gear tienen gran soporte que mantendrán tus pies en una postura correcta. El impacto al caminar o hacer ejercicio se reduce por lo que puedes usarlos al realizar cualquier actividad.

Las plantillas ortopédicas más delgadas

La característica principal de estas plantillas de Dr. Scholl’s es su diseño ultra delgado, que te permitirá usarlas con cualquier tipo de calzado desde tenis hasta zapatos de vestir. Están fabricadas con una tecnología de gel que te garantizará comodidad y energía durante todo el día. Tienen un soporte extra en el arco y el talón del pie.

Las plantillas ortopédicas más vendidas

Estas plantillas están catalogadas como las más vendidas en internet. Está fabricada con un tejido de alta calidad que las convierte en unas plantillas muy cómodas. Alivia el dolor de los metatarsos al absorber la fuerza que imprime el cuerpo en los pies. El arco del pie está diseñado para darle mayor estabilidad y apoyo al pie. El precio es accesible.

Guía de Compra: lo que necesitas saber de las plantillas ortopédicas

Antes de comprar un producto, es importante que cuentes que con la mayor cantidad de información que puedas, pues así conocerás a profundidad el producto y elegirás la plantilla que sea la mejor opción según tu caso. Para ayudarte, hemos preparado una guía donde te contamos todo lo que necesitas saber.

Las plantillas ortopédicas te ayudarán a vivir tu día a día con comodidad. (Foto: Olena Kachmar / 123rf)

¿Dónde comprar plantillas ortopédicas?

Al tratarse de un dispositivo para corregir algún problema de los pies, son un producto bastante común. Puedes comprarlas en supermercados, tiendas comerciales o farmacias, cuyo precio es más accesible, pero no son personalizadas. También puedes adquirirlas en tiendas deportivas o zapaterías.

En caso de que necesites una plantilla a la medida, tienes que visitar a tu médico o podólogo quien te escribirá una receta para que puedas ir a una tienda ortopédica, o en algunos casos los médicos pueden realizarlas.

Medición del pie de un paciente para diagnosticar el tamaño de la plantilla. (Foto: Yelizaveta Tomashevska / 123rf)

Plantillas hechas a la medida o genéricas. - ¿A qué debes prestar atención?

La variable más importante en el caso de las plantillas ortopédicas es si están hechas a la medida o no, es decir si las vas a comprar sin alguna medida o requerimiento específico. A continuación, te explicaremos las características principales de ambas.

Plantillas hechas a la medida. Este tipo de plantillas son hechas a la medida porque están hechas bajo una prescripción médica por lo que no se encuentran en una tienda comercial. Generalmente se tratan de problemas más serios que requieren seguimiento con un ortopedista.

Plantillas genéricas. Estas plantillas no están diseñadas para casos particulares pues las encuentras en las farmacias o tiendas comerciales. Resuelven problemas comunes como fatiga, dolor en la parte baja de la espalda o si pasas demasiado tiempo de pie.

Plantillas hechas a la medida Plantillas genéricas
Necesaria receta médica si no
Precio Más de 600 pesos Menos de 500 pesos
Disponibilidad Tiendas ortopédicas Tiendas comerciales o farmacias

¿Cada cuánto tiempo se recomienda cambiar de plantillas?

Las plantillas ortopédicas tienen una vida útil aproximada de un año. Es importante que realices visitas periódicas al podólogo o al médico para que el puede corroborar su estado. Sin embargo, algunas pistas que pueden indicarte su desgaste son las grietas o roturas en la estructura, sobre todo en el área del talón.

¿Cómo limpiar las plantillas?

Para que tus plantillas duren más tiempo, es importante mantenerlas limpias. Para ello, tienes que retirar los restos de arena, tierra u otras partículas. Lávalas con un trapo húmedo limpio o una toalla húmeda desechable, no las metas a la lavadora.

Para que se sequen correctamente, colócalas en un ambiente seco, pero manteniéndolas alejadas del calor extremo o del sol. Esto es debido a que gracias a los materiales con los que están fabricadas pueden deformarse.

foco

¿Sabías que las plantillas no solo son para personas adultas, sino que también pueden ser muy útiles para niños?

Criterios de compra: factores que te permiten comparar y calificar los distintos modelos de plantillas ortopédicas

Ya te hablamos sobre la variable más importante a la hora de elegir una plantilla. A continuación, te presentamos una lista de factores a considerar para que puedas comparar y calificar los modelos de plantillas ortopédicas tomando en cuenta los siguientes factores.

  • Material
  • Condición de tus pies
  • Cobertura del pie

Material

Dependiendo del tipo de padecimiento que sufras o del uso que le des a las plantillas, será el material del que estén fabricadas tus plantillas. Es importante conocer las características de los materiales para saber las características de cada material.

Espuma de látex. Este material tiene una alta tecnología en su fabricación. Absorbe el sudor y tiene un efecto regulador en la temperatura de tus pies. Garantizan un alto nivel de confort por lo que son ideales si tienes dolor de pies o si pasas largos periodos de tiempo de pie. Son ideales para amortiguar el impacto.

Poliuretano flexible. Como su nombre lo indica, es un material altamente flexible y absorbe muy bien el sudor, por lo que es una plantilla ideal para hacer actividades físicas. Al igual que la espuma de látez, garantiza un buen nivel de confort.

Esponja de caucho. A diferencia de los materiales anteriormente mencionados, este se caracteriza por una mayor dureza por lo que es utilizado para tratar casos en los que se requiere algún tipo de corrección y/o contención.

Caucho-serrin. Este es el material más rígido para las plantillas. Es utilizado para corregir dismetrías, es decir cuando una pierna es más larga que la otra. También es usado para corregir las alzas de talón. Es decir, combatir problemas de corrección.

Condición de tus pies

Dependiendo de la condición o el padecimiento que sufran tus pies, será el tipo de plantilla así como el material que utilizarás. A continuación, te mencionamos los padecimientos más comunes que tratan las plantillas.

Pie plano. El pie plano sucede cuando el arco de la parte interna del pie está aplanado. Es una condición frecuente que generalmente se desarrolla durante la infancia. Algunos de los síntomas son dolor de pies, especialmente en el talón o en la zona del arco.

Pie cavo. El pie cavo consiste en una elevación en el pie que produce que el arco esté más elevado que en una condición normal. Frecuentemente presentan dolores al caminar o estar de pie. Es importante detectar esta condición desde una edad temprana para prevenir más molestias.

Pie valgo. Se produce el pie valgo cuando el talón se desvía de manera lateral. Puede provocar sobrecargas y tensiones en las piernas. En la mayoría de los casos esta desviación se trata con plantillas ortopédicas únicamente.

Plantilla de descanso. Si tu en realidad no tienes ningún padecimiento en tus pies, pero pasas demasiadas horas de pie o experimentas fatiga en tus tobillos, rodillas o piernas, las plantillas de descanso son tu opción.

Cobertura del pie

Cuando hablamos de plantillas, existen plantillas que cubren la totalidad del pie u otras que se centran en zonas específicas y no cubren su totalidad. A continuación, te explicamos en qué consiste la diferencia. En ambos casos, las plantillas están hechas de diferentes materiales.

Cobertura completa. Este es el tipo de plantilla más común, cubre en su totalidad el pie, desde el talón hasta los dedos. Como ya mencionamos a lo largo de este artículo, existen múltiples modelos y materiales.

Cobertura específica. La presentación más común son las taloneras, que se centran únicamente en la zona del talón. Existen otras plantillas que están fabricadas para separar los dedos del paciente u otras que se enfocan en el arco del pie únicamente.

(Foto de imagen destacada: Галина Ноздрачева / 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Luisa siempre ha pensado que el cuerpo humano es el organismo más intrigante que se conoce. Desde pequeña jugaba a ser la enfermera, y sus ganas de aprender la llevaron a estudiar Gastroenterología. Sin embargo parte de su tiempo libre se dedica a estudiar más acerca de productos naturistas amigables con el medio ambiente y ha desarrollado una línea de cosméticos caseros.