Última actualización: 10/06/2021

Nuestro método

27Productos analizados

23Horas invertidas

15Estudios evaluados

95Comentarios recaudados

Para tener un estado de vida óptimo, los médicos recomiendan mantener unos hábitos saludables, como el ejercicio regular y la alimentación sana y nutritiva. En ocasiones también nos aconsejan tomar ciertos suplementos alimenticios para ayudarnos con este objetivo, como es el caso de la betaína, en el caso de que nuestro organismo no genere una cantidad suficiente.

Este compuesto químico es también conocido como betaína anhidra o trimetilglicina (TMG). Según varios estudios, cumple con múltiples beneficios para nuestro sistema cardiovascular y nervioso así como el poder obtener un mayor rendimiento deportivo. ¿Quieres saber más sobre la betaína? ¡Sigue leyendo este artículo!




Lo más importante

  • La betaína anhidra o trimetilglicina (TMG) es un compuesto químico capaz de regular y reducir los niveles de compuestos dañinos para nuestro cuerpo, como la homocisteína.
  • La betaína también podría reducir enfermedades como el hígado graso y hasta aumentar nuestra energía y el rendimiento físico.
  • Existen diferentes tipos de suplementos de betaína que escogeremos según ciertos criterios de compra, pero sobre todo por las recomendaciones que nos hagan los profesionales de la salud. 

Los mejores suplementos de betaína: nuestras recomendaciones

Si quieres conocer los mejores suplementos de betaína en el mercado online, a continuación te dejamos una selección para que descubras qué producto se adapta mejor a tus necesidades.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre la betaína

Este compuesto es un nutriente auxiliar en el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Es capaz de prevenir enfermedades relacionadas con el sistema digestivo, musculares y de tipo coronario. A continuación, respondemos a las dudas más habituales que puedas tener al respecto.

chica con abdomen

La betaína podría prevenir enfermedades del corazón, digestivas, entre otras. (Fuente: silviarita: 3186730/pexels.com)

¿Qué es y para qué sirve la betaína?

La betaína, también llamada betaína anhidra o betaína trimetilglicina (TMG), se conoce como un compuesto químico que el cuerpo genera de forma natural. También se encuentra en diversas fuentes de alimentos, como la remolacha de azúcar, de la cual proviene su nombre (Beta vulgaris).

Una de las funciones más importantes de la betaína es que ayuda a nivelar la homocisteína, aminoácido que en exceso puede derivar a enfermedades graves. Además, ayuda a proteger el hígado al reducir la grasa nociva, y también beneficia el buen funcionamiento de los riñones y de las células de nuestro cuerpo.

¿Sabías que la betaína es una sustancia natural que se extrae de la remolacha azucarera?

¿Qué beneficios tiene la betaína?

La betaína produce grandes beneficios en la salud de nuestros sistemas y en la protección de algunos órganos. A continuación, te mostramos todas las ventajas de este compuesto:

  • Mejora tu sistema digestivo: gracias a que la betaína aporta ácido clorhídrico, ayuda a mantener el nivel de acidez ideal para que lo que consumas se digiera adecuadamente reduciendo problemas de digestión o intestinales.
  • Protege el sistema cardiovascular: la betaína puede disminuir el nivel de colesterol malo y al regular la homocisteína. Se reduce el riesgo de formación de coágulos sanguíneos, los cuales pueden provocar ataques al corazón.
  • Previene de infecciones renales: según estudios, la betaína puede mejorar la salud de los riñones protegiéndolos de determinadas sustancias tóxicas.
  • Protege tu hígado: ayuda a e eliminar el exceso de grasa que se encuentra en el hígado para mantenerlo libre y dejarlo trabajar sin ninguna complicación.
  • Hidrata tus células: la betaína logra mantener el equilibrio de agua para cada una de las células de nuestro cuerpo.
  • Aumenta el rendimiento y masa muscular: al consumir betaína se produce óxido nítrico, sustancia necesaria que aumentar nivel de fuerza y resistencia ante actividades físicas.

¿Qué alimentos contienen betaína?

Podemos encontrar esta sustancia en diversos alimentos, ya sean de origen animal o vegetal. Los mencionados a continuación tienen las concentraciones más altas de betaína en miligramos:

Alimento Mg de betaína (por cada 100 gramos de alimento)
Salvado de trigo 1339  mg
Germen de trigo 1241 mg
Remolachas 114-297 mg
Quinoa 630 mg
Espinacas 600-645 mg
Mariscos  219 mg
Pan de trigo 201 mg

Como datos curiosos, los alimentos sin gluten presentas generalmente poca presencia de betaína y son los cereales la mayor fuente de la misma en dietas americanas o europeas.

¿Cuál es la dosis diaria recomendada de betaína?

Las dosis pueden variar entre los 300 y 6.000 miligramos dos o tres veces al día según el caso. Depende si la usas para tratar la homocisteína, enfermedades hepáticas, para mejorar la digestión o para aumentar el rendimiento deportivo.

El médico es quien debe aconsejar tu dosis de betaína a tomar según las dolencias o los objetivos personales. Recuerda no medicarte por tu cuenta y seguir las instrucciones profesionales.

Pruebas Clínicas
"La suplementación con al menos 4 g/d de betaína durante un mínimo de 6 semanas puede reducir la homocisteína plasmática."

La betaína como tratamiento médico

La betaína se utiliza como tratamiento ante la homocistinuria. Esta enfermedad genética conlleva problemas cardiovasculares, neurológicos y atraso en el crecimiento de los niños. El tratamiento puede incluir además un control de la dieta junto con vitaminas B6 y B12.

Según estudios realizados en adultos, se ha demostrado que la suplementación con betaína es un agente eficaz para reducir el nivel de homocisteína en sangre y, por tanto, ayuda a reducir las dolencias provocadas por la homocistinuria.

La betaína y el rendimiento deportivo

Hay estudios que concluyen que el tomar suplementos de betaína aumenta la fuerza muscular y la resistencia de los deportistas. También que su ingesta actúa como quemador de grasa, sobre todo probado en animales.

Sin embargo, en otros estudios no se observan beneficios en la composición corporal o son inconsistentes.

Por ello, es probable que se mejore el rendimiento y que se consiga perder grasa más rápidamente con la suplementación de betaína, pero faltarían más pruebas científicas que avalen estas condiciones.

pildora con suplemento deportivo

Los profesionales de la salud deberán recomendarte tu dosis apropiada de betaína. (Fuente: HeungSoon: 3873209/pexels.com)

¿Qué precauciones debo seguir al tomar betaína?

Pese a los beneficios del consumo de betaína, los responsables de la salud evaluarán tu consumo si estás embarazada o época de lactancia, así como si eres alérgico a algún compuesto.

También se debe controlar en pacientes con problemas de hígado, riñones o con colesterol alto, ya que el químico es capaz de incrementarlo y empeorar la situación.

¿Produce efectos secundarios la betaína?

Las personas en buen estado de salud en general no suelen presentar efectos secundarios, pero algunas pueden presentar ciertos trastornos gastrointestinales o náuseas. Contacta con tu médico si sientes algunos de los siguientes efectos adversos:

  • Dolores de cabeza con vómitos
  • Alteraciones visuales
  • Olor corporal distinto
  • Urticaria de piel
  • Somnolencia y/o confusión
  • Debilidad en los músculos
  • Agitación o irritabilidad

Criterios de compra

Vamos a analizar algunos de los criterios de compra que te serán útiles a la hora de elegir un tipo de suplemento de betaína u otro. La presentación del producto, los ingredientes extras, tu estilo de dieta y las posibles alergias alimentarias que tengas.

Presentación

Hay dos formas de presentación de este suplemento: en polvo y en cápsulas. ¿Cuál se adapta más a ti? A continuación, te mostramos las ventajas y desventajas de ambas:

  • Betaína en polvo: Puedes mezclarla no solo con agua, sino también con tus bebidas preferidas. Suele ser más cara y necesitas medirla de forma más precisa para tomar tu dosis.
  • Betaína en cápsulas o tabletas: Más económicas y las puedes llevar donde quieras, pero si no estás acostumbrado a la ingesta o según el tamaño variable que tengan pueden ser difíciles de ingerir.

Ingredientes adicionales

Muchas veces los suplementos de betaína se pueden combinar junto con otros ingredientes para que su efecto sea aún más efectivo. Por ejemplo:

Ingrediente Función
Vitamina B9 O ácido fólico. Ayuda en el crecimiento de los tejidos, las células,  y a la formación nuevas proteínas y de glóbulos rojos
Vitamina B12 Para el buen funcionamiento del cerebro, del sistema nervioso, y para la formación de la sangre y de varias proteínas
Vitamina B6 Afecta al desarrollo cerebral y al sistema inmunitario.

Según estilo de dieta

Existen suplementos de betaína especialmente para las personas con dietas veganas y vegetarianas. Sin embargo, algunas cápsulas pueden llevar gelatina o pepsina, componentes bastante usuales y de origen animal.

La betaína de coco se obtiene a raíz de la materia prima de aceite de coco, por lo que es un producto del todo natural que nos puede aportar múltiples beneficios.

Adicionalmente, existen los suplementos de betaína con ingredientes orgánicos puros, 100 % naturales y libres de OMG. Estas siglas significan Organismo Modificado Genéticamente, por tanto, fíjate en la etiqueta del producto y en las certificaciones oportunas para que esta condición esté garantizada.

remolachas sobre mesa de madera

La betaína se extrae de la remolacha, entre otras fuentes de alimentos, para la producción de suplementos alimenticios. (Fuente: congerdesign: 3490809/pixabay.com)

Alergias e intolerancias

Si tienes alergias alimentarias, algunos productos de betaína no pueden ser para ti porque pueden contener gluten, fructosa, levadura, lactosa y soja.

Por ello, consulta con tu médico o farmacéutico sobre los productos aptos para tu caso y asegúrate de leer siempre los ingredientes del producto antes de su consumo.

Resumen

Con esta investigación hemos visto que la betaína nos puede aportar muchos beneficios en nuestra salud. En todo caso, hay que ser responsables y seguir los consejos de los médicos en cuanto a dosis recomendadas, así como tener en cuenta los posibles efectos secundarios.

Probablemente, aún faltan estudios para acabar de constatar ciertos aspectos de la betaína, pero hasta el momento los resultados son claramente a favor de nuestro bienestar.

Si te ha sido útil este artículo, déjanos un comentario y no olvides compartirlo con tus amigos.

(Fuente de la imagen destacada: HeungSoon: 4523762/ pixabay.com)

Referencias (15)

1. Rivoira L, Studzińska S, Szultka-Młyńska M, Bruzzoniti MC, Buszewski B. New approaches for extraction and determination of betaine from Beta vulgaris samples by hydrophilic interaction liquid chromatography-tandem mass spectrometry. Anal Bioanal Chem. 2017;409(21):5133-5141. doi:10.1007/s00216-017-0461-0
Fuente

2. Wang H, Li S, Fang S, Yang X, Feng J. Betaine Improves Intestinal Functions by Enhancing Digestive Enzymes, Ameliorating Intestinal Morphology, and Enriching Intestinal Microbiota in High-salt stressed Rats. Nutrients. 2018;10(7):907. Published 2018 Jul 16. doi:10.3390/nu10070907
Fuente

3. Kempson SA, Montrose MH. Osmotic regulation of renal betaine transport: transcription and beyond. Pflugers Arch. 2004 Dec;449(3):227-34. doi: 10.1007/s00424-004-1338-6. PMID: 15452713.
Fuente

4. Ghartavol MM, Gholizadeh-Ghaleh Aziz S, Babaei G, Hossein Farjah G, Hassan Khadem Ansari M. The protective impact of betaine on the tissue structure and renal function in isoproterenol-induced myocardial infarction in rat. Mol Genet Genomic Med. 2019;7(4):e00579. doi:10.1002/mgg3.579
Fuente

5. Ejaz A, Martinez-Guino L, Goldfine AB, et al. Dietary Betaine Supplementation Increases Fgf21 Levels to Improve Glucose Homeostasis and Reduce Hepatic Lipid Accumulation in Mice. Diabetes. 2016;65(4):902-912. doi:10.2337/db15-1094
Fuente

6. Zou H, Chen N, Shi M, Xian M, Song Y, Liu J. The metabolism and biotechnological application of betaine in microorganism. Appl Microbiol Biotechnol. 2016 May;100(9):3865-76. doi: 10.1007/s00253-016-7462-3. Epub 2016 Mar 23. PMID: 27005411.
Fuente

7. McRae MP. Betaine supplementation decreases plasma homocysteine in healthy adult participants: a meta-analysis. J Chiropr Med. 2013;12(1):20-25. doi:10.1016/j.jcm.2012.11.001
Fuente

8. Matt Demczko. [Internet]. Homocistinuria. 2020 [citado Febrero 2021].
Fuente

9. Lee EC, Maresh CM, Kraemer WJ, Yamamoto LM, Hatfield DL, Bailey BL, Armstrong LE, Volek JS, McDermott BP, Craig SA. Ergogenic effects of betaine supplementation on strength and power performance. J Int Soc Sports Nutr. 2010 Jul 19;7:27. doi: 10.1186/1550-2783-7-27. PMID: 20642826; PMCID: PMC2915951.
Fuente

10. Gao X, Zhang H, Guo XF, Li K, Li S, Li D. Effect of Betaine on Reducing Body Fat-A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Controlled Trials. Nutrients. 2019 Oct 16;11(10):2480. doi: 10.3390/nu11102480. PMID: 31623137; PMCID: PMC6835719.
Fuente

11. Cholewa JM, Wyszczelska-Rokiel M, Glowacki R, et al. Effects of betaine on body composition, performance, and homocysteine thiolactone. J Int Soc Sports Nutr. 2013;10(1):39. Published 2013 Aug 22. doi:10.1186/1550-2783-10-39
Fuente

12. Stuart AS Craig, Betaine in human nutrition, The American Journal of Clinical Nutrition, Volume 80, Issue 3, November 2004, Pages 539–549, https://doi.org/10.1093/ajcn/80.3.539
Fuente

13. Cereal foods are the major source of betaine in the Western diet – Analysis of betaine and free choline in cereal foods and updated assessments of betaine intake, Food Chemistry, Volume 145, 2014,Pages 859-865, ISSN 0308-8146, https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2013.08.122.
Fuente

14. Betaine Anhydrous: Uses, Side Effects, Interactions, Dosage, and Warning [Internet]. WebMD. 2021.
Fuente

15. Yunta ER. Reflexión bioética sobre el uso de organismos genéticamente modificados. Bioethikos. 2010;4(2):222-227.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Estudio químico
Rivoira L, Studzińska S, Szultka-Młyńska M, Bruzzoniti MC, Buszewski B. New approaches for extraction and determination of betaine from Beta vulgaris samples by hydrophilic interaction liquid chromatography-tandem mass spectrometry. Anal Bioanal Chem. 2017;409(21):5133-5141. doi:10.1007/s00216-017-0461-0
Ir a la fuente
Estudio en ratas
Wang H, Li S, Fang S, Yang X, Feng J. Betaine Improves Intestinal Functions by Enhancing Digestive Enzymes, Ameliorating Intestinal Morphology, and Enriching Intestinal Microbiota in High-salt stressed Rats. Nutrients. 2018;10(7):907. Published 2018 Jul 16. doi:10.3390/nu10070907
Ir a la fuente
Artículo científico
Kempson SA, Montrose MH. Osmotic regulation of renal betaine transport: transcription and beyond. Pflugers Arch. 2004 Dec;449(3):227-34. doi: 10.1007/s00424-004-1338-6. PMID: 15452713.
Ir a la fuente
Estudio en ratas
Ghartavol MM, Gholizadeh-Ghaleh Aziz S, Babaei G, Hossein Farjah G, Hassan Khadem Ansari M. The protective impact of betaine on the tissue structure and renal function in isoproterenol-induced myocardial infarction in rat. Mol Genet Genomic Med. 2019;7(4):e00579. doi:10.1002/mgg3.579
Ir a la fuente
Estudio en ratas
Ejaz A, Martinez-Guino L, Goldfine AB, et al. Dietary Betaine Supplementation Increases Fgf21 Levels to Improve Glucose Homeostasis and Reduce Hepatic Lipid Accumulation in Mice. Diabetes. 2016;65(4):902-912. doi:10.2337/db15-1094
Ir a la fuente
Artículo científico
Zou H, Chen N, Shi M, Xian M, Song Y, Liu J. The metabolism and biotechnological application of betaine in microorganism. Appl Microbiol Biotechnol. 2016 May;100(9):3865-76. doi: 10.1007/s00253-016-7462-3. Epub 2016 Mar 23. PMID: 27005411.
Ir a la fuente
Estudio en humanos
McRae MP. Betaine supplementation decreases plasma homocysteine in healthy adult participants: a meta-analysis. J Chiropr Med. 2013;12(1):20-25. doi:10.1016/j.jcm.2012.11.001
Ir a la fuente
Manuales MSD
Matt Demczko. [Internet]. Homocistinuria. 2020 [citado Febrero 2021].
Ir a la fuente
Estudio en humanos
Lee EC, Maresh CM, Kraemer WJ, Yamamoto LM, Hatfield DL, Bailey BL, Armstrong LE, Volek JS, McDermott BP, Craig SA. Ergogenic effects of betaine supplementation on strength and power performance. J Int Soc Sports Nutr. 2010 Jul 19;7:27. doi: 10.1186/1550-2783-7-27. PMID: 20642826; PMCID: PMC2915951.
Ir a la fuente
Estudio en humanos
Gao X, Zhang H, Guo XF, Li K, Li S, Li D. Effect of Betaine on Reducing Body Fat-A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Controlled Trials. Nutrients. 2019 Oct 16;11(10):2480. doi: 10.3390/nu11102480. PMID: 31623137; PMCID: PMC6835719.
Ir a la fuente
Estudio en humanos
Cholewa JM, Wyszczelska-Rokiel M, Glowacki R, et al. Effects of betaine on body composition, performance, and homocysteine thiolactone. J Int Soc Sports Nutr. 2013;10(1):39. Published 2013 Aug 22. doi:10.1186/1550-2783-10-39
Ir a la fuente
Artículo científico
Stuart AS Craig, Betaine in human nutrition, The American Journal of Clinical Nutrition, Volume 80, Issue 3, November 2004, Pages 539–549, https://doi.org/10.1093/ajcn/80.3.539
Ir a la fuente
Extracto libro
Cereal foods are the major source of betaine in the Western diet – Analysis of betaine and free choline in cereal foods and updated assessments of betaine intake, Food Chemistry, Volume 145, 2014,Pages 859-865, ISSN 0308-8146, https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2013.08.122.
Ir a la fuente
Web oficial
Betaine Anhydrous: Uses, Side Effects, Interactions, Dosage, and Warning [Internet]. WebMD. 2021.
Ir a la fuente
Artículo científico
Yunta ER. Reflexión bioética sobre el uso de organismos genéticamente modificados. Bioethikos. 2010;4(2):222-227.
Ir a la fuente
Evaluaciones